Llámenos al +(506) 2289-4372
Actividad Física en el Adulto Mayor

Actividad Física en el Adulto Mayor

Todas las personas como parte del proceso natural de envejecimiento presentan una serie de cambios biológicos, psicológicos y sociales. Es un hecho conocido que la vida sedentaria como la falta de actividad física y la baja práctica de ejercicio son determinantes en la aparición de ciertas enfermedades (hipertensión, diabetes, hipercolesterolemia, osteoporosis, artrosis, depresión, fracturas, cáncer) o en el agravamiento o rápida progresión de las mismas una vez presentes.

Para los adultos de este grupo de edades, la actividad física consiste en actividades recreativas o de ocio, actividades ocupacionales (cuando la persona todavía desempeña actividad laboral), tareas domésticas o ejercicios programados por un profesional, el cual evaluará y realizará un plan personalizado a sus necesidades.

Algunas recomendaciones al realizar actividad física en el adulto mayor son:

  • Realizar al menos 150 minutos semanales.
  • Dividirlo en varias sesiones semanales. Lo ideal es 4 a 5 días a la semana. Si está iniciando 3 veces por semana, día de por medio.
  • Utilizar ropa cómoda, zapato adecuado.
  • Realizar actividades que el adulto mayor disfrute.
  • Durante la realización de la actividad estar hidratando.
  • Fortalecer principales grupos musculares.
  • Adultos mayores que no pueden realizar este tipo de actividad física debido a su estado de salud, mantenerlos físicamente activos mediante la realización de ejercicio adaptado a su estado.
  • Estas sugerencias son válidas para adultos mayores sanos de mas de 65 años. Si presentan problemas de salud como enfermedades cardiovasculares y diabetes, consultar a un profesional.

Aspectos por trabajar en los Adultos Mayores

  • Resistencia: Actividades como caminar, nadar, bailar, las cuales mejoren la función cardiovascular y respiratoria, además que aumenten la energía durante la realización de las actividades de vida diaria.
  • Fortalecimiento: Trabajar potenciación muscular. Para la realización de estos ejercicios podemos utilizar mancuernas, pesas de velcro, ligas o bandas.
  • Equilibrio: Con el fin de evitar las caídas.
  • Flexibilidad: El objetivo de estos ejercicios será evitar deformidades óseas, acortamientos de tendones y disminución de la elasticidad.

Durante la realización de estas actividades es importante mantener una postura y respiración adecuada.

Beneficios de la actividad física en adultos mayores

  • Presentan menores tasas de mortalidad por causas como cardiopatías coronarias, hipertensión, accidentes cerebrovasculares, diabetes tipo 2, cáncer de colón y de mama, depresión, un mejor funcionamiento de sus sistemas cardiorrespiratorio y muscular, y una mejor masa y composición corporal.
  • Tienen un perfil de biomarcadores más favorables para la prevención de enfermedades.
  • Mejora de la salud ósea.
  • Presentan una mayor salud funcional, un menor riesgo de caídas, unas funciones cognitivas mejor conservadas, y un menor riesgo de limitaciones funcionales moderadas y graves.

Licda. Yendry Chinchilla Pérez
Fisioterapia
Hogar Bello Horizonte

Leave a Reply

Close Menu